Waffel oder Becher: Un paraíso del helado en Mitte

Waffel oder Becher, helados en Berlin - Comer en Berlin

La semana pasada visitamos el laboratorio de helado de Waffel oder Becher: una heladería en Mitte que ya cuenta con dos veranos en la ciudad y llevada por dos chicas venezolanas. En nuestra visita, Daniella y Lupe nos contaron su visión sobre cómo debe ser un helado, nos mostraron el proceso de elaboración y cómo es montar un negocio en el extranjero.

Fue ya hace cinco años cuando estas ingenieras venezolanas amantes del helado decidieron mudarse a Alemania para hacer su sueño realidad: montar una heladería. Cuando les preguntamos “¿por qué Alemania?”, ellas lo tienen claro: “Los alemanes aprecian los helados y se interesan mucho más que los españoles en el helado. De hecho, Alemania es el segundo país de Europa que más helado consume. Suponemos que es algo cultural. En un principio pensamos en montar la heladería en España, pero nos dimos cuenta que el español prefiere pagar por una caña y una tapa antes que por un helado”.

Waffel oder Becher, helados en Berlin - Comer en Berlin

Su heladería, Waffel oder Becher, situada en una transitada calle de Mitte puede parecer una más, pero basta con entrar y mirar unos segundos en su interior para darte cuenta de que no es así. Para empezar sus helados no están visibles, sino que se encuentran en recipientes cilíndricos tapados. “Nuestro helado es totalmente fresco y sin aditivos y por eso lo tapamos, porque es la mejor forma de que se conserven bien en el tiempo. Sin embargo, a la gente le gusta ver el helado en vitrinas, pero poco a poco estamos cambiando esa mentalidad”.

Helados naturales, sin aditivos y éticos

Una vez dentro de su heladería, la segunda cosa que nos llama la atención es el gran ventanal que da directamente al laboratorio de helados, desde el que se puede presenciar la propia elaboración del helado. “Nuestra filosofía es añadir el menor número de ingredientes posibles para elaborar un helado. Creemos que el protagonista debe ser el ingrediente en sí. Por ejemplo, para nuestro helado de chocolate utilizamos un chocolate venezolano, single origin, sin lecitina de soja y procedente de pequeños productores e intentamos añadirle lo menos posible, para que al final lo importante de ese helado sea precisamente el chocolate”, nos cuenta Daniella.

Waffel oder Becher, helados en Berlin - Comer en Berlin

Todos los helados están elaborados de la forma más artesanal posible. La salsa de caramelo está hecha por ellas, el crocante de avellana que lleva algún helado por encima también. Incluso la leche de anacardo del helado vegano la elabora Daniella por las mañanas. Además, los ingredientes son de pequeños productores y agricultores. De esta forma Daniella busca dar una coherencia a su trabajo artesanal.

Waffel oder Becher, helados en Berlin - Comer en Berlin

Está claro que no todas las heladerías a las que hemos ido en Berlín siguen un proceso de trabajo tan minucioso. De hecho, esto es algo difícil de encontrar. “Cuando voy a una heladería y veo que tienen un helado azul, ahí no compro, porque sé que es una señal de que ahí venden helados industriales (polvos mezclados con leche)”, nos aconseja Daniella para saber distinguir un tipo de helado de otro.

Tenemos que preguntarles cuál es el helado que más venden y nos dan dos sabores: su bestseller es el helado de mascarpone con pistachos y salsa de caramelo salada y además, este año está teniendo mucho éxito su helado de arándanos con buttermilk.

Waffel oder Becher, helados en Berlin - Comer en Berlin

Helado para todos los gustos, también veganos

“Nuestros clientes no son en su mayoría veganos, por eso no estamos especializadas en este tipo de helados”, nos explica Daniella, pero eso no quita que no tengan varios helados únicamente veganos, como sus sorbetes o el helado de coco, que está hecho solo con ingredientes procedentes del coco. “Muchas heladerías utilizan leche para hacer su helado de coco, que es algo que no entendemos. Al hacerlo con leche de coco le das a los ingredientes, de nuevo, el protagonismo que necesitan”.

Waffel oder Becher, helados en Berlin - Comer en Berlin

Los principios nunca son fáciles

Daniella y Lupe nos cuentan que, a pesar de estar muy contentas ahora mismo, no siempre ha sido así. Para empezar montaron una franquicia al principio, que las dejó colgadas a los seis meses, pero no se rindieron y volvieron a empezar. Por otra parte, les costó mucho aprender alemán. De hecho, el propio nombre de su heladería “Waffel oder Becher” algo tiene que ver con esto: “cuando comenzamos a vender helados nos costaba mucho pronunciar “Waffel oder Becher”, tardamos más de un año en poder decirlo bien. Al final cuando necesitamos buscar un nombre nuevo para nuestro establecimiento, no lo dudamos. Era una forma de desafiarnos a nosotras mismas y, al mismo tiempo, un juego de palabras”. “Hemos cometido muchos errores. Por ejemplo, a veces nos llegaban papeles y teníamos que firmarlos sin apenas saber qué decía en ellos, pero bueno incluso de eso hemos aprendido mucho. La burocracia alemana es muy exigente y no ha sido un proceso fácil”, nos relatan.

Waffel oder Becher, helados en Berlin - Comer en Berlin

Aunque los comienzos no les fueron fáciles, ahora lo recuerdan todo con una sonrisa. Como ellas dicen, eso les ha servido para estar donde están ahora. Estas dos chicas han pasado de ser ingenieras a convertirse en maestras heladeras. Han sabido reinventarse y todo por un sueño.

 Spandauer Str. 2, 10178 Berlin

Para más información visita su

Nuestro consejo: prueba su helado de coco, de pistacho y mango. Si quieres algo más que un helado, también disponen de una carta de cofres. Prueba el de plátano caramelizado.

More about Mayte Marín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *